Los Dermatólogos están mudos y enojados porque esta mezcla elimina los callos y hongos de los pies en días

¿No estás satisfecha con el aspecto que tienen tus pies y quieres eliminar de una vez por todas  las durezas, hongos y callosidades? Hoy en día los pies femeninos se han vuelto una de las partes a las que los hombres suelen dirigir la mirada y son objeto de atención.

Una mujer puede estar muy bien arreglada y parecer muy hermosa, pero si sus pies lucen feos, desarreglados y sin cuidado; esa es la impresión que prevalecerá y perdurará en la memoria del observador. Es esta  la razón por la cual a esta parte del cuerpo debe dársele toda la atención.

Aprende a elaborar este súper efectivo remedio casero y prepárate a lucir unos pies de princesa

Lo creas o no, no es necesaria la visita a la cosmética o al podólogo para lucir unos pies espectaculares. Solamente debes tomar nota a la preparación de este remedio casero y aplicarlo de inmediato para que luzcas unos pies espectaculares.

Ingredientes que vas a necesitar:

Jugo de  limón

1 piedra pómez

4 aspirinas

1 cucharada de agua

Modo de preparación:

Lo primero que debes hacer es tomar un mortero y en él, vas a triturar las 4 aspirinas hasta volverlas polvo. Seguidamente toma 1 limón  y exprímelo completamente hasta obtener al menos dos cucharadas de jugo.

Ahora procede a mezcla el jugo de limón con el polvo de aspirinas y agrega algo de agua para que quede formada una pasta ligeramente espesa.

Modo de aplicación de la preparación:

Primeramente lava los pies con profundidad, eliminando cualquier rastro de suciedad y sudoración; dejándolo sumergidos en agua tibia durante 15 minutos para ablandar las durezas.

Procede ahora a secar profusamente los pies, eliminando la humedad.

Aplica ahora la preparación, extendiéndola sobre las zonas afectadas por las durezas, callosidades u hongos.

Cubre ahora los con unos calcetines ajustados y deja que el producto actúe durante 20 o 30 minutos y enjuaga posteriormente con agua tibia.

Seca nuevamente los pies y procede ahora a  frotarlos con la piedra pómez, hasta que vayas eliminando cada una de las durezas.

Consejos post tratamiento

Evita usar calzado muy ajustado que produzca un roce muy marcado con tus pies, para que no vuelvan a reproducirse las durezas.

Antes de calzarte, aplica a tus pies un poco de vaselina para que los mantengas hidratados y protegidos de hongos y bacterias.

Procura mantener tus pies descalzos el mayor tiempo posible, ya que la humedad que se produce en los calzados cerrados es foco de malos olores e infecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *