Sus Pies Pueden Presentar Síntomas De Infarto Y ACV: Aprende Como Identificarlos Con Una Prueba Casera

Los pies son una parte del cuerpo descuidado por todos, le colocamos esas medias apretadas y luego colocamos en los zapatos que se hacen en formato estándar.

El día de hoy te voy a enseñar una prueba que puedes hacer con tus pies para asi darte cuenta si podrías sufrir de un infarto.

La buena noticia es que a partir de hoy sabrás la importancia de tus pies y trataras de cuidarlos mucho mas.

Los pies que te pueden advertir de un infarto con una prueba casera

La enfermedad arterial es muy grave. La obstrucción de arterias grandes (como femoral, ilíaca e incluso aorta) y menores (pediosa, poplítea).

Llevan la falta de sangre crónica, inicialmente en los dedos y cada uno viene más cerca de la raíz del muslo. Los pelos de las piernas y pies disminuyen, por el sufrimiento crónico.

Y la piel en especial de la planta de los pies y dedos se vuelve pálida, y en casos más huelgas, oscura y con heridas. Cuando la persona hace esfuerzo con las piernas, ellas duelen.

Y eso obedece un patrón evolutivo: primero dolores durante largas caminatas, después medias distancias y luego cualquier distancia. Los dolores desaparecen tan pronto como la persona para caminar.

Identifique el problema

Una simple prueba que se puede hacer en casa es comprimir con el dedo una pulpa digital. Tan pronto como usted suelta, ella esta pálida,

Y luego la sangre que usted “exprimió” hacia fuera llena de nuevo la región dejándola de color rosa o rojo. Mida también en el dedo gordo del pie. El tiempo tiene que ser menor de tres segundos más que eso es sospechoso.

Hay un examen llamado índice tobillo braquial que utiliza ese principio. Con un ultrasonido él mide la presión en una arteria del pie y compara con la presión en una arteria del brazo del mismo lado.

Si la razón entre la presión del tobillo sobre la del brazo es menor que 0,9, es signo de riesgo aumentado para enfermedad arterial periférica, y eso ya coloca a la persona en una condición de mayor riesgo de infarto, angina y accidente Cerebrovascular.

El no tratamiento de enfermedad arterial periférica puede llevar a la obstrucción aguda, ruptura de placas, gangrena y necrosis de dedos y pies.

Muchas personas son amputadas anualmente sin necesidad, y no llegar a eso si hubieran prevenido. La prevención pasa por dieta, ejercicios y medicamentos para control de colesterol y triglicéridos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *